Por el impulso del Espíritu Santo

El Espíritu Santo nos sorprende en una nueva Solemnidad de Pentecostés, y casi sin pensarlo transcurrió un año desde aquel primer saludo al mundo que lanzamos desde Paráclito. Casi providencialmente, unos días antes, el Papa nos animaba a esta vocación de anunciar la Buena Noticia en el mundo digital diciéndonos:

“¡Testimoniad la fe a través del mundo digital! ¡Emplead esas nuevas tecnologías para dar a conocer el Evangelio de modo que la Buena Nueva del amor infinito de Dios por todos resuene de maneras diferentes en nuestro mundo cada vez más tecnológico!”

(Benedicto XVI)

Con mucha humildad tratamos de responder a esa invitación desde este modesto blog, escrito por laicos que tratan de comunicar opiniones, propuestas de apostolado, y artículos de catequesis, valores y familia entre otros temas, siempre a través del cristal de la fe y la vida cristiana.

Y habiendo gestado esta idea desde una provincia del interior de Argentina, jamás imaginamos trascender las fronteras internacionales. Al momento de escribir este artículo, los diez países con más visitantes a nuestro sitio (ordenados por su audiencia) son:

  1. México,
  2. Argentina,
  3. Colombia,
  4. España,
  5. Chile,
  6. Perú,
  7. Venezuela,
  8. Guatemala,
  9. Estados Unidos, y
  10. República Dominicana.

No se puede dudar de que aquí obra el Espíritu Santo.

Mucho ánimo (y alguna sonrisa) nos da esta caricatura de un “bloguero católico”, que citando a San Josemaría, nos empuja a seguir “blogueando“:

http://drawntocatholicism.com/blog/?p=211

¿Y a futuro? Seguramente seguir formándonos para tratar humildemente de contribuir al anuncio y extensión del Reino. Y haciéndonos eco de la exhortación de Su Santidad, animar a todos los que visitan estas páginas desde los distintos rincones del planeta, a contribuir con su opinión, corrección, crítica, aporte o mensaje, para que entre todos sigamos ayudando a conquistar el mundo digital con el anuncio del Evangelio.

¡Ven Espíritu Santo!
llena los corazones de tus fieles,
y enciende en ellos el fuego de tu amor.

Envía tu Espíritu y serán creados,
y renovarás la faz de la tierra.

Que el soplo del Paráclito siga inflando las velas, y nos lleve a extender la Palabra a nuevas almas. Feliz Solemnidad de Pentecostés.

Una respuesta a “Por el impulso del Espíritu Santo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *