Hola mundo

Todavía en este tiempo, inicios del Siglo 21. Todavía en estas latitudes, una ciudad del interior de una Argentina que se mueve al compás de una América Latina que se seculariza de a poco. Todavía en personas comunes, hombres en la franja de los treinta, casados,  padres de familia, de profesiones normales. Todavía en este escenario corriente, de condiciones ordinarias, pudo surgir este llamado, esta vocación a comunicar experiencias, visiones, y quizás atrevidas opiniones personales de individuos que se animan a este humilde apostolado: un blog católico con visión laica.

¿A quién puede interesar este mensaje? Bueno, a toda persona que sienta que la vida no pasa sólo por el trabajo o la diversión. A quien tenga la sensibilidad para plantearse preguntas básicas, como “¿quién soy?” o “¿de dónde vengo?”, y seguramente “¿hacia dónde voy?”. Aún para quien pueda discrepar en forma visceral, siempre y cuando tenga motivación por encontrar la razón última, sin provocaciones ni necedad. En síntesis, este modesto aporte podría llamar la atención a toda persona que sienta, como nosotros, la gran misión de la búsqueda de la Verdad.

Hoy, día de la Solemnidad de Pentecostés, elegimos inaugurar este arrebato, esta botella lanzada al mar, con la esperanza de que pueda ser hallada por quienes estén dispuestos a transitar el Camino. Esperamos que crezca y se enriquezca con los comentarios, aportes y cordiales discusiones que puedan surgir entre todos.

Esta idea que empezamos no es obra personal de nadie terrenal. Quienes nos animamos a escribir estos pensamientos sabemos que no somos más que un instrumento, un medio hacia un fin que nos trasciende. La Fuerza que nos moviliza a esta iniciativa es sobrenatural, y justamente a Ella nos encomendamos.

Con mucho ánimo nos ponemos entonces en manos del auténtico gestor de esta moción: el Espíritu Santo. Que sea Él, el Paráclito, quien guíe nuestro pensamiento y se siente frente a nuestra computadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *